Constitución

Constitución

Estamos como al principio,
conservando el disfraz de siempre:
este dolor tan merecido en el
costado del silencio.

La fragilidad constituye
mi equilibrio y a cualquier asomo de
tempestad caigo en este vacío
tan constante,
en este destino de lágrimas.

Despierto siempre en la misma
avidez de los días y el tiempo
se me vuelve herida en el tic tac
del recuerdo;

pretendo esconder esta
ausencia pintando las grietas
que deja tu nombre en esta
calle corroída de pasado.

Renuncio a este temblor de
no ser de mí y de procrearme en la
trivialidad que deja el asombro
en instantes de vértigo,

mientras la soledad aclama su
espacio en esta atmósfera de
paranoia compartida.

8 Reflejos:

DeaR dijo...

Estar como al principio... eso supone un largo viaje y una conclusión... una relexión inesperada, dolorosa.

Los pasajes que pinta tu poema son pasajes que en algún momento de mi vida he experimentado.

Me quedo leyendo Ros, y siento que me parezco a vos...

Eugenio dijo...

Círculos que se abren y cierran a cada minuto, vidas que se abren y se acaban a cada instante y en todo ese tiempo somos nosotros, quienes renacemos al amor y al dolor en el día a día...

Un beso

abilleira dijo...

asumir las conclusiones a las que uno mismo llega, conllevan en sí mismas mares de lágrimas..

me gusta tu estilo,

un saludo

salvadorpliego dijo...

Sigo leyendo tristeza en tus versos. Te regalo mil sonrisas de alegría. Un fuerte abrazo para ti..

Rosmery dijo...

Sabes algo David yo creo que estar como al principio es bueno y no es por lo que dice el poema si no porque de una u otra forma estar en un estado germinal es menos doloroso que sentir.

Gracias querido David, un abrazo y un besote.

Rosmery dijo...

Lastimosamente es así, todo es rutina, gracias Eugenio por venir.
Un abrazo fuerte

Rosmery dijo...

Cada uno vive con la situación que la vida misma le repara, es eso, nos queda y nos toca.
Gracias abilleria por detenerte en los reflejos.

Rosmery dijo...

Salvador a veces es bueno un poco de tristeza, no nos cae mal, jejeje.
Gracias por llegar, un fuerte abrazo.