Cartas a él V

Cartas a él V

Hola mi cielo.

Hoy me dices: me perdí en tus ojos y yo sólo dije: estoy jugando a ser niña, perdiéndome en ese beso robado, instruyéndome de pasado en este cuarto de hora y resulta que mi tiempo no ha fluido, ha estado contigo en mis tantas equivocaciones, en mis tantos aciertos.
Te recuerdo. Siempre lo he hecho sólo que hoy cuando la mariposa alza vuelo es obligatorio volver a nuestros inicios, a ese día en que tú te perdiste en mis ojos o a esos días cuando un beso robado era la respuesta más clara a cualquier pregunta formulada.
Rosmery ¿qué pasa contigo, con esos aires de insensibilidad que te caracteriza? Creo que te has ido a dar una vuelta y volvió aquella que se emociona con un “bella”, tú eres unas de las tantas cualidades de las que no me quiero olvidar; tan hermoso es una sonrisa mostrada en los labios cuando mi pensamiento está en ese día al caer la tarde bajo la vista de Dios y con el amor llenando cada espacio de este corazón que hoy por hoy siente un frío vacío. Pero sabes que hoy me rige la hipótesis de que no nos hemos superado, me rige el hecho de que tú y yo no queremos olvidarnos, el hecho de que el tiempo ha disimulado nuestras ganas, nuestras ausencias o al menos la mía, te hablo por mí por lo que de este lado de la moneda santifica el azar.

3 Reflejos:

DeaR dijo...

Bonita carta, Ros.

Eugenio dijo...

Tristeza en las letras, esa dulce nostalgia que nos envuelve y nos va dando la puntilla al corazón... Y tan dulce, y tan tranquila.

Un beso

Nat dijo...

Rosemary hacia muchísimo que no te leía.
Es preciosa, me ha emocionado, como se supera lo insuperable?